Descubre La Alhambra de Granada

Después de la Sagrada Familia de Barcelona, la Alhambra de Granada es el monumento más visitado de España. Según su Patronato, el complejo recibió a 2.474.231 visitantes en el año 2015. Si aún no la habéis visitado, os ofrecemos información sobre su historia, características del lugar, además de nuestro servicio de Alhambra Tickets para que no os quedéis sin entrada.

Alhambra de Granada

Sus más de 740 metros de longitud y hasta una anchura de 180 metros albergan tres grandes zonas: la Alcazaba, fortaleza o antiguo Alcázar; varios palacios y edificios religiosos y patios y jardines. Todos estos edificios están rodeados por una gran muralla con 23 torres, entre las que destacan la de Comares, del Homenaje o de las Armas. Todas ellas se pueden admirar desde la ciudad de Granada, ya sea desde el barrio del Albaicín como desde zonas más bajas como el Paseo de los Tristes.

Además, al complejo amurallado también hay que añadirle los jardines del Generalife, frente a una de las entradas a la Alhambra y tan antiguos como la propia fortaleza.

Breve historia de La Alhambra

Ya en tiempos de Roma, la colina de la Sabika, donde actualmente se levanta el complejo, poseía algún tipo de edificación, aunque ésta se arruinó ya que los siguientes pobladores (visigodos y musulmanes) prefirieron desarrollar la ciudad en el actual Albaicín. Bajo dominio del Califato de Córdoba, en los siglos IX y XI, se levantó una alcazaba justo frente a la actual Alhambra de Granada.

Con la sustitución del Califato de Córdoba por el Reino Taifa, y la capital del mismo a Granada, la Alcazaba del Albaicín se convirtió en sede real. Durante los dos siglos siguientes, hasta la llegada de la Dinastía Nazarí en 1238, la ciudad se desarrolló alrededor de la Alcazaba vieja. Fue el propio fundador del sultanato Nazarí, Al-Ahmar, quien decidió reconstruir las ruinas que había sobre la colina de la Sabika e instalarse allí.

Durante los siglos XIII y XIV se levantaron los principales palacios, murallas y torres. Ya en el siglo XV, a causa del avance cristiano y el aumento de la población musulmana, se realizaron algunas remodelaciones para fortalecer el complejo hasta la entrega de Granada por Boabdil el Chico (Muhámmad XII) a los Reyes Católicos.

Bajo dominio cristiano, los cambios en la fortaleza continuaron. Los Reyes Católicos realizaron restauraciones como el Convento de San Francisco, hoy Parador de Turismo y anterior casa nobiliaria. Pese a estos cambios, se respetó toda la herencia nazarí y el complejo se convirtió en una de las sedes reales del nuevo gobierno cristiano.

No obstante, es con Carlos V cuando se produjo un cambio importante: en 1526 se inició la construcción del Palacio de Carlos V en estilo renacentista. Más adelante, ya en el siglo XVII y sobre la Mezquita Mayor, se construyó la Iglesia de Santa María dejando, sin embargo, el baño de la propia mezquita anterior sin alterar.

Durante el resto del reinado de los Austrias en España, se cuidó del mantenimiento de todo el complejo, especialmente por el interés que suscitaba fuera de las fronteras. Fue con la llegada en 1700 de los Borbones cuando la Alhambra empezó a abandonarse y, lo que es peor, casi echada abajo durante la ocupación francesa.

Afortunadamente, en el siglo XX, con el reconocimiento internacional de todo el complejo como Patrimonio de la Humanidad en 1984, esta ciudad andalusí recobró todo su esplendor.

Durante los siglos XIII y XIV se levantaron los principales palacios, murallas y torres. Ya en el siglo XV, a causa del avance cristiano y el aumento de la población musulmana, se realizaron algunas remodelaciones para fortalecer el complejo hasta la entrega de Granada por Boabdil el Chico (Muhámmad XII) a los Reyes Católicos.

Bajo dominio cristiano, los cambios en la fortaleza continuaron. Los Reyes Católicos realizaron restauraciones como el Convento de San Francisco, hoy Parador de Turismo y anterior casa nobiliaria. Pese a estos cambios, se respetó toda la herencia nazarí y el complejo se convirtió en una de las sedes reales del nuevo gobierno cristiano.

Palacio de Carlos V

Otro palacio de interés, al sur de Comares, es el de Carlos V. En estilo clásico latino con columnas dóricas y jónicas, alberga el Museo y su patio circular ha sido sede de eventos culturales y musicales muy importantes.

Los jardines también tienen un interés artístico y dentro de la zona amurallada, los principales son los del Partal, que rodean a la antigua sede del Sultán Yusuf III. Estos jardines también cuentan con patios, inscripciones, paseos y salas por las que hormiguear para conocer mejor el arte Nazarí. No muy lejos de allí, se encuentra el Baño de la antigua mezquita, ejemplo vivo del alto nivel de los arquitectos musulmanes.

Jardines del Generalife

Por último, fuera de las murallas, está el Generalife: una pequeña ciudad de descanso para la realeza musulmana que contó con su propio palacio y que hoy conserva lugares tan emblemáticos como los patios de la Acequia y Ciprés de la Sultana o los Jardines Altos, desde donde se puede disfrutar de una vistas de la Alhambra y la propia Granada inolvidables.

Hasta aquí un resumen de lo más interesante de este gran monumento. Ya sabéis que en nuestra web también podéis reservar entradas a la Alhambra.

Pero no queremos acabar aquí nuestra recomendación, porque la propia ciudad cuenta con otros atractivos que os resumimos.

Iglesia de Santa María de la Encarnación de la Alhambra

Si quieres conocer un poco más la historia de la Alhambra, nada mejor que visitar la Iglesia de Santa María de la Encarnación. En la misma se venera la imagen de la virgen homónima que cada Sábado Santo, a las 18.00 horas, sale en procesión sobre uno de los tronos más bellos de Granada, y a cuya cofradía perteneció el mismísimo Federico García Lorca.

El recorrido comienza al atravesar la Puerta del Vino para después continuar por la Puerta de la Justicia y el Paseo Central del Bosque. Continúa por la Puerta de las Granadas hasta llegar a la Plaza Nueva donde da comienzo una de las procesiones más concurridas y más queridas de toda la Semana Santa de Granada.

Entre los Baños Árabes y el Palacio de Carlos V de la Alhambra, se encuentra esta iglesia levantada sobre los restos de la Mezquita Mayor de este lugar. Según Ibn al Jatib, se construyó en la época de Muhammad III, es decir, entre los años 1302 y 1309.

La historia revela que cuatro días más tarde de la toma de la ciudad de Granada, este lugar fue bendecido para convertirse en un espacio de culto cristiano en el que se celebró por primera vez una misa el 2 de enero de 1492. Posteriormente fue modificada y ampliada hasta llegar a casi los 40 metros de longitud con los que en la actualidad cuenta, para poder acoger a la enorme cantidad de feligreses que habitaban los alrededores del monumento nazarí.

En su interior se puede contemplar un atrio en el que existe una columna de piedra con un cartel escrito en latín. El mismo recuerda el martirio sufrido por Pedro Dueñas y Juan Cetina mientras se encontraban predicando. Dicho cartel es una copia del original de 1610 que se encuentra en el Museo de la Alhambra de Granada.

Este templo también cuenta con una capilla mayor, seis laterales, un coro y un precioso retablo mayor de estilo barroco en el que unas enormes columnas salomónicas son las protagonistas. Su altar mayor, realizado en el año 1671, acoge a la Virgen de las Angustias o “Piedad”, un Jesucristo crucificado y las imágenes de santa Susana y santa Úrsula.

El exterior de esta preciosa iglesia alhambreña se levantó con ladrillo, siguiendo la tradición mudéjar, exceptuando su suelo que fue construido con piedras. Cuenta con dos puertas de acceso sin apenas decoración y en las que tan solo destacan unos escudos reales.

El horario de visita de esta iglesia es desde las 10.00 horas de la mañana hasta las 13.00 del mediodía momento en el que cierra. Abre nuevamente a las 16.00 horas hasta las 18.00 todos los días de martes a sábado. Los domingos únicamente abre desde las 10.00 horas hasta las 15.00 y los lunes se encuentra cerrada al público.

Accesos a la Alhambra de Granada

Al conjunto monumental de la Alhambra de Granada repleto de jardines y antiguos palacios, entre otras edificaciones, se puede acceder a través de diferentes puntos.

Sur

Uno de los accesos a la Alhambra de Granada es subiendo por la cuesta de Gomérez desde Plaza Nueva para atravesar el conocido como bosque de la Alhambra, un espectacular paraje natural, y entrar posteriormente por la Puerta de las Granadas. En esta zona también se encuentra la Puerta de las Armas, la más antigua de todas las entradas y hasta la que se puede llegar desde el río Darro.

La Puerta Justicia es otro de los accesos a la Alhambra. Levantada en 1348, junto a ella se encuentra una de las obras más reconocidas del Renacimiento granadino: el pilar de Carlos V. Conocida también como Puerta de la Explanada, cuenta con uno de los símbolos más famosos de este complejo monumental: una mano y una llave situadas en el arco de la entrada. La leyenda dice que cuando la primera logre alcanzar la llave, la ciudad de Granada y la Alhambra se destruirán.

La mano se corresponde con la de Fátima, la hija del profeta Muhammad, y aunque no está muy claro cuál es su significado real, todas las fuentes coinciden en que se encarga de ahuyentar el mar y de proteger. Por otra parte la llave representa el poder concedido a Mahoma de tener la facultad de abrir y cerrar todas las puertas del cielo.

En la zona sur también se encuentra la Puerta de los Carros, una de las entradas principales para acceder a la Alhambra. Construida en época cristiana, esa puerta rectangular y de grandes dimensiones, permitía la entrada a los carros tirados por bueyes que se encargaban de traer las columnas y piedras necesarias para levantar el palacio de Carlos V.

Norte

En la zona norte se encuentra la Puerta del Arrabal. Hasta ella se llega desde la Cuesta de los Chinos y era utilizada antaño para unir el Generalife con la Medina de la Alhambra. Quien salía por ella podía ir al cementerio y salir sin necesidad de pasar por Granada. Con una longitud de aproximadamente 860 metros, en la actualidad se encarga de unir el barrio del Albaicín, situado al este de Granada, con el recinto palaciego.

Esta puerta se encuentra ubicada junto a la torre de los Picos, encargada de controlar, defensivamente hablando, el acceso a la primera, y fue una de las más importantes de la Alhambra, ya que además de permitir el acceso al Sacromonte y al Albaicín, se podía llegar a través de ella hasta la Almunia del Generalife.

Después de la conquista, el gobernador de la Alhambra de Granada encargó construir un baluarte con caballerizas para proteger la Torre de los Picos, cerrando todo el conjunto con la conocida como Puerta de Hierro, que sustituiría a la del Arrabal como entrada al conjunto monumental. En ella todavía se conservan el yugo y las flechas, los emblemas de Isabel y Fernando, los Reyes Católicos.

Por otro lado, el nombre oficial de la Cuesta de los Chinos, lugar desde el que se llega hasta este acceso, es Cuesta del Rey Chico y procede de la leyenda que cuenta que la madre del rey Boabdil, apodado como el “rey chico”, le ayudó a escaparse por este camino para que se reuniera con las tropas reunidas en la ciudad. También fue conocida como la Cuesta de los Muertos ya que durante el siglo XIX era el camino que llevaba al nuevo cementerio.

Este

Desde el acceso situado al este de la Alhambra, solo pueden entrar los visitantes que tengan entrada, las cuales se pueden conseguir en las taquillas de este punto considerado como el paso principal desde 1988. De hecho los autocares repletos de turistas que llegan cada día a este lugar hacen parada aquí ya que es donde se encuentran los parkings. También desde aquí se tiene acceso directo al Generalife.

Existen seis tipos de entradas que pueden ser adquiridas en la taquilla: la entrada general, que incluye todo y es la que más se compra, la entrada de visita nocturna de los Palacios Nazaríes, la visita combinada, la visita al Generalife y la Alcazaba, la Alhambra Experiencias y la visita nocturna al Generalife. Todas las entradas son nominativas y sin guía. Si se desea conocer mejor la historia de la Alhambra de Granada es posible contrata un visita guiada.

Ahora sí. Aquí terminamos esta pequeña guía turística de Granada. No olvidéis que contamos con el servicio de Alhambra tickets para poder reservarlos online.